Atención residencial

Servicio de 16 plazas de atención residencial para adultos en situación grave exclusión social y por consiguiente extrema desprotección social, de edades comprendidas entre los 18 y 65 años que no pueden ser atendidos desde otros recursos generalistas en medio abierto y cuyo cometido es promover el bienestar social, activando los dispositivos adecuados para dar respuesta individual a la población que atiende.

Colectivo en situación exclusión social donde entran en juego variables económicas, laborales, residenciales, sanitaria, etcétera. Caracterizado por la desvinculación y la pérdida de participación en los elementos que conforman la vida social mayoritariamente de la ciudadanía.

Por medio de este servicio se proporciona a las personas usuarias un estado integral de bienestar compensatorio de las carencias que constituyen su situación de exclusión, dando cobertura a las necesidades básicas de las personas que lo conforman, potenciando la autonomía personal, inclusión y participación social en el medio.

La intervención es individualizada a través de Programas de Atención Individual en todas las áreas mencionadas, prestando los servicios de alojamiento, manutención, acompañamiento social, terapia ocupacional, atención psicológica, actividades formativas, de ocio y tiempo libre, entre otras.