Inclusión social

La exclusión social tradicionalmente ha estado vinculada a la pobreza económica; a pesar de que este es un factor determinante de vulnerabilidad social, los procesos de exclusión se pueden ir generando desde diferentes ámbitos de la vida de las personas. Cada uno de estos ámbitos engloba una serie de factores que pueden darse, bien de forma aislada, o bien en combinación con otros. Por lo tanto, se puede concluir que la exclusión social es una situación multidimensional e integral, que abarca muchas y diversas realidades, haciendo ver la permeabilidad existente entre inclusión, vulnerabilidad y exclusión.

Del mismo modo, nos resulta de gran importancia destacar que las personas se encuentran en situaciones de exclusión, no siendo esta un factor inherente a la persona. Por ello, estas situaciones pueden ser modificadas, adquiriendo mayores niveles de inclusión.