Programas de apoyo a jóvenes en proceso de autonomía.

El servicio de apoyo a jóvenes en proceso de autonomía busca acompañar a jóvenes que inician su transición a la vida independiente. Contempla 68 plazas mixtas para jóvenes a partir de los 16 años de edad.

Las personas destinatarias de este programa son jóvenes que se encuentran en la fase finalista de su estancia en un medio residencial, en el cual han evolucionado correctamente en la consecución de objetivos, mostrando capacidad de autogestión, responsabilidad social y madurez. Así mismo, no se contempla la opción de retorno al domicilio familiar o entorno familiar alternativo, o bien, este es inexistente.

Desde este programa se ofrecen ayudas económicas y recursos de acompañamiento social en el contexto comunitario referencial del menor. Cuentan con un régimen de autogestión económica bajo un encuadre educativo, así como la orientación necesaria con vistas a su plena integración social y laboral.

El fin último de este programa es la adquisición de habilidades y conocimientos encaminados hacia una vida autónoma plena, que pueda servir como continuación y finalización del proceso iniciado en el acogimiento residencial.

Pisos autonomía
Programas en medio abierto
Programa residencial para jóvenes madres y gestantes.

Presta atención a jóvenes gestantes o con su hijo/a nacido que se encuentran en situación de desprotección. La intervención se realiza a través de programas de intervención individualizados que presta atención tanto a las madres como a sus hijos/as.

Además de atender las necesidades de las jóvenes como sujetos individuales y fomentar sus propios procesos de rehabilitación y desarrollo, desde esté programa se trabaja en profundidad la autonomía personal y la adquisición de habilidades marentales desde una perspectiva de género. Del mismo modo, se da especial relevancia al vínculo afectivo entre madre e hijo/a y al desarrollo de apegos seguros.

Proporcionamos protección y atención integral a las madres adolescentes y a sus hijos/as en el ámbito sanitario, social, educativo y laboral, así como en las necesidades psicológicas y emocionales derivadas de una situación de desprotección.

El hogar funcional Urdax cuenta con 3 plazas de atención residencial.